La Realidad Virtual en la formación, ¿un activo real para las empresas?

LinkedIn
Facebook
Facebook
Youtube

 

Según el informe realizado por Capgemini (7 de septiembre de 2018), de las 603 empresas participantes, 3 de cada 4 dicen haber obtenido del uso de la Realidad Virtual (Virtual Reality o VR en inglés) más del 10% de beneficio operativo. Si bien la industria de los videojuegos la ha utilizado durante muchos años, la Realidad Virtual es cada vez más popular en las empresas y es especialmente popular para la formación profesional.

Realidad virtual y Realidad Aumentada: ¿cuáles son las diferencias?

Es importante no confundir la Realidad Virtual con la Realidad Aumentada. De hecho, mientras que la Realidad Virtual implica una tecnología que simula la presencia de un usuario en un entorno generado artificialmente en tres dimensiones a través del software, la Realidad Aumentada solo superpone los elementos reales y artificiales, como las imágenes, sonidos, y videos.

Más concretamente, la Realidad Virtual consiste en un 25% real y un 75% virtual y viceversa para la Realidad Aumentada. Esta última es fácilmente transportable porque no requiere de gafas VRl y se puede usar a diario.

La Realidad Virtual en las empresas.

El uso de la Realidad Virtual en la formación parece evidente. Permite formar al empleado en su entorno de trabajo de forma inmersiva. Por ejemplo, como parte de una formación de primeros auxilios, la Realidad Virtual puede recrear un incendio que el participante tendrá que extinguir virtualmente. De hecho, el ambiente es seguro, el empleado aprende a apagar un incendio sin ponerse en peligro. El uso de la Realidad Virtual ayuda a  que los empleados sean conscientes de los riesgos que podrían surgir al realizar una tarea diaria. Así, pueden aprender fácilmente a identificar los riesgos por sí mismos y entender cómo evitarlos.

Otro ejemplo es la Realidad Virtual en la formación de idiomas. De hecho, ya es posible caminar en una sala virtual y ver los nombres de los objetos que nos rodean virtualmente en otro idioma. Además, la Realidad Virtual se utiliza para el aprendizaje de la cultura, por ejemplo, a través de la exploración de una ciudad. También se ofrecen sesiones de entrenamiento para hablar en público o preparar una entrevista de trabajo.

Además, este tipo de formación proporciona retroalimentación efectiva: el itinerario del empleado se puede revisar y esto le permite comprender sus errores. La formación también se puede adaptar y personalizar según el perfil del empleado para aumentar la productividad. Según la encuesta de Capgemini, más del 80% de las empresas que utilizan estas tecnologías están satisfechas con los resultados.

Un futuro prometedor

La Realidad Virtual en las empresas se divide entre el sector de la automoción (35%), industria (35%) y servicios (35%). El informe apoya el hecho de que el uso de la Realidad Virtual y Aumentada en las empresas continuará creciendo y extendiéndose a otras áreas. Los Estados Unidos y China siguen siendo los más avanzados en la implementación de este tipo de tecnologías.

El uso de la Realidad Virtual en la formación se convierte en un activo importante y poderoso para las empresas, generando una gran cantidad de beneficios, ya sean económicos o sociales.

¡Contáctenos para obtener más información sobre nuestras soluciones y servicios!
LinkedIn
Facebook
Facebook
Youtube
Comments are closed.